Make your own free website on Tripod.com

I

Hola todos, como están... Bueno, esta no es una historia como cualquier otra que ustedes hayan leido antes... De hecho, no tengo idea en este momento de que voy a escribir en ella, y como el título no les dá la menor idea de lo que dice aquí, yo pienso que si lo estoy empezando a aburrir, deje de leera inmediatamente, y sin remordimientos de conciencia acerca de lo que va a suceder posteriormente... Pero si no puede dormir hoy por la noche pensando que rayos dirá en ese cuento raro con introducción aburrida cuyo extraño título no invita demasiado a leerlo, eso ya no es mi culpa... Oops, creo que ya lo intrigué...¡¡¡Rayos, y cuanto más le digo que la deje más ganas le dan de seguir leyendo!!!... Bueno, yo mejor dejo de aburrirlos con esta introducción aparentemente sin sentido, y sin más preámbulos... Continúe por favor.

 

 

II

FECHA: 15 de Septiembre, 3015 D.C.

LUGAR: New Baltimore City, Deimos (Uno de los satélites de Marte).

HORA: 12:15... Medianoche, tiempo terrestre.

Lily estaba recostada, con la mirada perdida y pensando... Pensando, y siempre pensando. Pareciera que nunca dejara de pensar. ¿Saben? A veces la envidio. Sólo pensaba y pensaba, y pareciera que sólo viviera para pensar. Ella es una niña muy especial, y me han encargado cuidarla. En el gobierno hoy en día hay mucha corrupción, y no entiendo por que todo un planeta como la tierra tiene toda su fé puesta en una pequeña niña como Lily. Les contaré su historia: Ella es el resultado de un experimento en genética hecho en la tierra, cuando el partido neonazi subió al poder en las turbulentas elecciones del 14 de mayo del 3000. Ellos buscaban hacer al ser humano genéticamente perfecto, algo prohibido en el artículo número uno del tratado de paz en la tierra: "No contaminar códigos genéticos de ningún tipo, ni manipularlos bajo ningún motivo, exceptuando tratamiento de enfermedades genéticas". Sólo este tratado de paz les impedía realizar esta clase de experimentos. Los Neonazis detestan a cualquier ser inteligente que no sea humano y de ascendencia Alemana... Así que no les importó mucho este tratado de paz y comenzaron co sus experimentos. Para mi conocimiento, hicieron ciento cincuenta... Todos fallidos. Algunos salieron con deformidades lamentables... Otros ni siquiera vivieron. Pero Cuando despidieron al Dr. Miller, el Científico a cargo del proyecto, y lo iban a cryogenizar para usar sus conocimientos en el futuro, un ser extraño vino a salvarlo... Era una bestia enorme, con apariencia aleonada y con alas... Era algo que en la mitología griega terrestre es conocido como esfinge. Este monstruo lo llevó a un sitio, no sé donde está ubicado, por que ni siquiera se le pudo rastrear, pero creo que se trata de su laboratorio secreto por que allí... Desarrolló a Lily. Usó los conceptos de los Alemanes en cuanto a perfección estética, pero no lo hizo hombre. Hasta los hombre más perfectos corren el riesgo de ser seducidos por el encanto de una mujer, así que la hizo mujer. Su tiempo estimado de vida era de 120 años, y luciría de 16 años hasta los 110. Su fuerza física le permitía correr a 80 mph y levantar con un solo brazo objetos de 110 kilos. Su coeficiente intelectual y capacidad de aprendizaje eran las máximas jamás vistas, aunque superaban por poco las del Dr. Miller. En otras palabras, era perfecta para los Neonazis. Así fue como el 16 de septiembre del 3001 D.C., Lily nació.

Fué un secreto para todos, hasta que hace sólo ocho horas el Dr. Miller me llamó para informar que tenía una misión importante para mi, y que nos ibamos a encontrar en Deimos, a las 8:05 pm, tiempo terrestre. Yo me encontraba en Fobos, así que llegué a tiempo. El Dr. Miller me contó brevemente la historia de Lily, y que el gobierno de la tierra la estaba buscando para hacerla su arma secreta. El Dr. Miller fue mi maestro, me enseñó todo lo que sé de genética, pero decidí aprender también sobre armas (mi eterna pasión) por que la verdad hoy en día los mercenarios y los guardaespaldas somos mejor pagados... A pesar de todo, todavía tengo algo de respeto por Miller, así que cuidaré de esta niña sin cobrar nada. Lo único que Miller no me ha querido decir es porque alguien así necesita un guardaespaldas... Ahora, estamos las dos aquí, en esta cápsula con vista a la tierra, tratando de pensar a donde iremos mañana para borrar nuestro rastro.

 

III

(Hmm, ese Miller me sorprende cada vez más... Segura que ahora nos vá a utilizar a las dos para acabar con los Neonazis y subir al poder.)

Lily y yo salimos de la cápsula... Le pagué al hombre que nos la alquiló, y busqué la cápsula de mi nave. Es algo chica, pero bastante rápida. De hecho, es el modelo de naves más rápido que existe, nosotros los mercenarios necesitamos este tipo de cosas. Nos dirigimos hacia el actual polo sur terrestre... Ustedes, cabezas de chorlito del siglo XX tuvieron que acabar con la capa de ozono, y cielos, vaya que nos tocó a todos pagar altísimos impuestos para volver a ozonizarla... Esa es una de las razones por las que sólo los ricos viven en la tierra. De hecho, la única razón por las que les envío este mensaje desde el futuro es para que vayan ahorrando, por que les va a tocar dejarles buen dinero a sus hijos como no cambien y se les ocurra a todos hacer algo, un esfuerzo conjunto... Bueno, me dejo de mis reproches y les sigo contando:

 

Guardé la cápsula de mi nave, y decidí seguir a Lily... De hecho, tengo que actualizarlos un poco con respecto a las cosas, ahora en el siglo XXX las cosas han cambiado un poco... Los polos se invirtieron tanto geográfica como magnéticamente, de modo que lo que hoy conocen como polo norte, es aquí el polo sur... Hubo muchos deshielos, muchas ciudades se inundaron, y de hecho, lo que ustedes conocen como Berlín, la capital de su antigua Alemania, es una ciudad congelada y conservada como ciudad museo. Lily aparentemente me llevaba hacia donde ustedes conocen como Berlín, Alemania.

 

Lily y yo llegamos a Berlín al poco tiempo, de hecho podría decirse que al aterrizar ya estabamos en Berlín, pero no estabamos cerca del área de la ciudad antigua... Lily lucía algo exaltada, como si esto le trajera malos recuerdos... De hecho, era la primera emoción de demostraba durante todo el tiempo en que hablamos. Parecía como si todo esto que ya ha estudiado con el Dr. Miller ahora le pareciera familiar... De una forma negativa. Abruptamente se detuvo en frente de un edificio decrépito cuyos cristales de hielo tenían una apariencia extraña... Entonces sacó una tarjeta de seguridad, y la insertó en una ranura casi invisible en el hielo por los cristales, casi inmediatamente un laser amarillo nos iluminó desde una grieta en el hielo, y en milésimas de segundo nos encontrabamos dentro de el edificio, en una sala bastante bien iluminada, con muchas personas sentadas alrededor de una mesa... Supongo que entre estas personas estaba el líder de los Neonazis.

 

Súbitamente Lily sacó de su manga una pequeña sierra de diamante y le apuntó con ella a Keleem, él mostró una expresión de sorpresa, pero luego simplemente sonrió con una de las comisuras de los labios, y miró a Lily directamente a los ojos... Ella tenía una expresión de una calmada furia, muy interna, pero se podía notar que simplemente había perdido el control... Poco a poco acercó más y más la sierra de diamante a la frente de Keleem, y este sólo la miraba directamente a los ojos... Lily se quedó quieta por un instante, pero su furia pareciera que fuera creciendo dentro de su alma.

Lily levantó un poco su rostro, e hizo un leve gesto de enojo... Bajó la minisierra y la guardó en su manga.

Pronto cinco guardias se desmimetizaron de las paredes y escoltaron a Lily y a Sasha hasta el cuartel que Keleem tenía preparado para Lily. Uno de los guardias se quedó un rato cerca de Sasha, y se quedó mirando su cinturón de cápsulas... Luego se lo intentó quitar, pero Sasha le detuvo la mano y lo miró con enfado... Sin embargo, Lily le quitó el cinturón a Sasha y se lo entregó con una expresión de ira en el rostro al guardia, el cual se lo guardó en su chaqueta y se retiró con una sonrisa en el rostro.

Lily simplemente calló y se recostó en un sofá cercano, y miró hacia el techo... De nuevo a pensar y pensar, algo muy común en ella. Podría tardar horas nada más allí sentada mirando el techo. Sin embargo, no me iba a quedar con la duda...

 

Allí murió la conversación... Yo me tendí sobre otro sillón, y sin darme cuenta, miré también fijamente el techo, y empecé a pensar y a pensar... Ya parecía otra Lily. Este Miller quien sabe que red de intrigas habrá tejido... Este asunto no me cabe en la cabeza. Quizá mañana me ejecuten y a Lily la tomen como a una oficial de alto rango. Quizá quede como una prisionera aquí toda mi vida... Pero hay algo muy extraño. Hay muchas cosas extrañas. Siento como si Lily estuviera enfrentando sus demonios internos... Ella es una persona callada, y la verdad es que toda la vida la ha vivido con Miller, lo cual ya de por sí es algo traumático (lo digo por experiencia propia...) y ahora que Miller ha muerto, y tiene de frente el eliminar el partido político más poderoso de la tierra... Creo que bajo ese silencio tan grande que tiene se esconden lágrimas... Tristezas... Frustraciones... Lily. Pobre Lily.

De pronto, un guardia entró abruptamente al cuartel de Lily, e intentó halarla consigo, diciendo:

El guardia intentó con más fuerza moverla, pero Lily no se movió un centímetro. Antes bien, lo miró con algo de enfado e impaciencia, y lo tiró hacia el techo de un solo jalón, además de darle varias vueltas arriba, y sacudirlo y tirarlo al fondo de la habitación... Lily entonces se levantó y caminó lentamente hacia el guardia, el cual la miraba atónito, a lo cual Lily respondió levantandolo por el cuello hasta no tocar el piso... Luego lo soltó, y le dijo muy calmadamente:

Sobra decir que el guardia se retiró casi corriendo... Entonces Lily me lanzó mi cinturón de cápsulas.

Demasiado tarde... Ya Lily había salido del cuartel y caminaba por los pasillos... Entró a la sala donde acababamos de estar hacía sólo menos de media hora, y allí estaba Keleem... Sólo.se podía apreciar su silueta de pie, por que no había ninguna otra persona excepto él, y las luces estaban apagadas.

 

 

 

IV

 

Lily se acercó a Keleem con un andar muy calmado, con una mirada casi inocente en los ojos, y en un tono de voz muy calmado y casi arrullador le dijo:

Mientras Lily contaba esto, la expresión del rostro de Keleem fue cambiando poco a poco de sorpresa y desconcierto hasta susto... Para cuando Lily hubiera terminado de hablar, una gota de sudor corría por la frente de Keleem, algo extraordinario considerando que era un lugar bastante frío.

 

Lily se acercó lentamente más y más a Keleem, y a medida que ella se acercaba, Keleem se notaba más y más nervioso... Ahora su rostro estaba bañado en sudor, y sus ojos estaban algo desorbitados... Lily simplemente lo miraba con más inocencia todavía, y su tono de voz se hacía más dulce, lentamente puso su mano derecha sobre el pecho de Keleem, y acercó tanto su rostro al de el, que pudo sentir su aliento, y entonces con una voz muy suave, casi un susurro, le dijo en el oido:

Fue cuando de su manga izquierda Lily sacó su sierra de diamante, y la fue acercando con mucha calma a la nuca de Keleem, mientras que el estaba paralizado del miedo... La mirada de Lily fue cada vez más inocente, hasta que la sierra entró al cerebro de Keleem por la nuca... La sangre corría por la sierra de Lily, y lentamente fue llegando hasta su mano, la cual bañó completamente, luego tocó la manga de su camisa, mientras Keleem sólo la miraba con miedo, hasta perder todas sus fuerzas y sólo estar sostenido por la minisierra de Lily... La débil y anciana cabeza de Keleem no tardó en ser atravesada de extremo a extremo, y cuando sucedió estó, Lily sólo se quedó quieta... Impávida... Congelada... Quizá del horror. Pero sólo sacó calmadamente su mano de la cabeza de Keleem, y lo miró con algo de lástima en sus ojos.

 

Lily salió de la sala con el cadáver de Keleem en sus brazos... Todos los guardias que observaron ese espectáculo le apuntaron... Pero ella sólo los miró, y con un ademán de autoridad, movió su cuello y les dijo:

 

 

Los guardias dudaron un momento al oir a Lily decir estas palabras, y al ver el cadáver de Keleem, y la mano de Lily completamente bañada en sangre, recapacitaron y la dejaron pasar... Luego Lily llegó a su cuartel, y encontró a Sasha... Con los otros miembros de la mesa del partido Neonazi, que la estaban interrogando. Lily sólo los miró, hasta que todos se dieron cuenta que ella estaba ahí... Con el cadáver de Keleem.

 

Lily tiró el cadáver de Keleem al piso, y se acercó lentamente a todos los demás miembros de la mesa del partido Neonazi, y les mostró su mano llena de la sangre de Keleem... Luego le extendió la mano al primer miembro, y lo miró con una mirada de autoridad... Él la miró con una mortal seriedad, y apretó su mano... Lo mismo sucedió con los otros siete miembros de la mesa, y cuando Lily llegó hasta donde Sasha, no le dio la mano ensangrentada, sinó la mano limpia... Sasha sólo la miraba algo asustada, y sorprendida de lo que Lily estaba haciendo, pero estrechó su mano firmemente con un ademán de seriedad.

Sasha miró a Lily desconcertada mientras los ocho miembros de la mesa del partido Neonazi dejaban el cuartel de Lily... Luego, cada vez más extrañada observó como Lily se sentaba, y miró el cadáver de Keleem.

 

 

 

V

FECHA: 17 de Septiembre, 3015 D.C.

LUGAR: Antíguo Berlín, La Tierra.

HORA: 3:30 P.M... Tiempo Terrestre.

Lily estaba mirando la panorámica glacial que se observaba a través de una de las camaras de vigilancia exteriores... Lucía algo tensa. Su rostro estaba bastante pálido, y una tímida gota de sudor rodaba por su mejilla... Como si presintiera que algo iba a cambiar desde ese momento... Como si sintiera el peso del futuro sobre sus hombros. Futuro... Una palabra que ahora tendría otro significado para ella... Y para todos. Lentamente entraron los otros ocho miembros de la mesa del partido Neonazi, y se sentaron cada uno en su puesto. La puerta se cerró lentamente... Lily se dio la vuelta repentinamente, y con firmeza caminó hasta el puesto principal... Todas las miradas se centraron sobre ella, que permanecía quieta y con la mirada sobre la puerta...

 

 

Lily sacó su minisierra, y a una velocidad impresionante asesinó con un pequeño corte en la yugular a todos los miembros de la mesa y a cinco guardias que se encontraban alrededor... Luego, con el rostro pálido, la respiración agitada y una gota de sudor en la frente, se dirigió a toda velocidad a su cuartel, y lo abrió presuradamente... Pero no encontró a Sasha.

 

 

Lily se dirigió apresuradamente hacia la sala donde estaban los otros líderes muertos, y encontró a Sasha verificando sus heridas.

 

 

Lily abrió sus brazos y corrió a abrazar a Sasha... La respiración de Lily se fue sosegando poco a poco, mientras Sasha acariciaba cariñosamente su cabello... Y por primera vez en su vida, una lágrima salió de uno de sus ojos, y rodó lentamente por su mejilla, hasta caer en el antebrazo de Sasha.

 

 

 

Lily sacó de la manga de su camisa la minisierra de diamante, y se la extendió firmemente a Sasha para que la tomara.

 

Dos enormes lágrimas salieron de los ojos de Sasha, al igual que de los de Lily, que ya se estaba mordiendo los labios... Sasha miró a los ojos de Lily con tristeza, y con angustia a la minisierra, la apretó con mucha fuerza, tanta que sus manos se enrojecieron... Luego cerró los ojos, y con un grito desesperado, y un violento movimiento de la mano, apuntó a la nuca de Lily, y atravesó su cabeza de atrás para adelante con la sierra... Una explosión súbita de sangre mancho la pared de atrás, así como el rostro de Sasha, ya bañado en lágrimas, sudor y sangre... La respiración de Sasha se aceleró, y se quedó paralizada, casi horrorizada por haber acabado con Lily... Miró con espanto y terror su mano derecha, bañada en sangre, en la sangre de Lily, y soltó la minisierra, para abrazarla fuertemente... Sasha respiraba cada vez más rápido, y entre inhalaciones yexhalaciones se escapaba algún lamento, algún pequeño grito ahogado entre lágrimas y una agitada respiración... Poco a poco se fué sosegando su respiración, hasta exhalar profundamente y llorar con más calma.

Luego de esto, Sasha se sentó en el piso con la cabeza de Lily sobre su regazo, y calmadamente, aunque con algo de dolor, sacó de su cabeza la sierra de diamante, la cual estaba llena de sangre... La limpió con su propia camisa, la abrió y sacó de dentro del compartimiento para cápsulas la que tenía a Keleem dentro. Entronces agrupó en el centro de la sala, encima de la mesa a la cápsula junto con todos los líderes del partido Neonazi, a excepción de Lily, y de una de las cápsulas de su cinturón, sacó un enorme lanzallamas... lo prendió, y un torrente de fuego abrasó la mesa, y prendió fuego a la ropa de los líderes, sus cabellos, y empezó a quemarles el cuerpo... Sasha se quedó un buen tiempo con el fuego máximo de su lanzallamas sobre los jefes del partido Neonazi, entonces sacó de otra cápsula una botella con un líquido altamente flamable, y lanzó una tímida gota sobre la mesa, en cuanto esta gota tuvo contacto con el fuego, se prendió en una llamarada espectacular... Había tanto calor en la sala, que la misma Sasha ya empezaba a sudar. Fue entonces cuando apagó su lanzallamas y decidió guardarlo en su cápsula. Con suavidad y algo de cansancio se acercó a Lily, la cargó en sus brazos, y sacó una cápsula que contenía un ataúd simple de madera... Allí la guardó, y apretó la cápsula en sus manos, mientras sacaba de su arsenal de cápsulas otros dos lanzallamas un poco más pequeños que el anterior, además de una armadura que la protegería contra las armas de rayos gamma y las armas magnéticas, y se dirigió corriendo a los pasillos de la edificación, y fue acabando con todos los soldados que observaba con su visor, y en general con toda forma de vida que viera... Entonces decidió ir a la zona más profunda del edificio, y de otra de sus cápsulas sacó un estuche con varios microchips... Sacó un par, y los pegó en las paredes, al mismo tiempo que en un pequeño control programó 1 minuto... Rápidamente y sin vacilar, sacó la cápsula de Lily, la abrió, y allí dejó su ataúd... Le acomodó por última vez su cabello, le dio un beso en la frente, y con lágrimas en sus ojos, se quitó el visor, y dijo en una voz muy seria:

 

 

Sasha apretó la mano de Lily, bajó su rostro un segundo, y sacó la cápsula de su nave, montó sobre ella, y arrancó a máxima velocidad... Segundos después de haber abandonado el edificio, una gigantesca explosión sacudió la tierra, y voló todo rastro de edificaciones en un radio de 100 metros, la explosión casi alcanza la nave de Sasha, la cual tenía en sus ojos una mirada seria y vacía... Como la de Lily. Luego, soltando los controles de la nave, ajustó el piloto automático hacia Deimos, y se dirigió a un pequeño camarote a un lado de la silla, donde se recostó.

 

 

FIN.